viernes, 3 de abril de 2009



Quizá lo que más me gusta de la feria es el poder contemplar ilustraciones originales, no sólo de los ilustradores seleccionados en la exposición sino también de otros compañeros.
Tiene una magia especial que muchas veces se pierde una vez que está editado el libro, ya sea por los colores, las texturas....
No disfruto viendo reproducciones en la exposición, pero bueno, es una cuestión de gustos.
Para no repetir posts, en mi blog he publicado uno sobre ilustradores japoneses e iraníes que me han gustado.

No hay comentarios: